6 de mayo de 2009

SILENCIO
Ay, silencio, todo alrededor.
¿Lo escuchas? Silencio puro y llano.
No pueblan el aire campestre
sus habituales sonidos: unos alegres, otros
indiferentes al pasar,
algunos misteriosos o sin sentido.
No, el día se ha despertado en silencio.
Hoy los arboles no se mueven
y hacen crispar sus hojas, ni crujir
sus ramas añejas.
En las copas no cantan Pajaros,
ni siquiera me responde el Gorrión,
mi viejo compañero de mañanas.
El viento ha cesado durante la noche
el aire calmo está.
¡Atento, escucha!
Hasta los arroyos han detenido su marcha,
las aguas no bajan hoy de la montaña.
Ay, silencio, dime, ¿qué es lo que vienes a anunciar?
Te acercas lentamente, te preparas
al alba para sorprenderme de mañana.
Y al despertar me encuentro,
que hoy, el mundo, mi mundo, es tuyo.
¿Te quedas conmigo hoy, sin palabras,
Sin melodías, sin angustias ni alegrías?

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar